Reflexiones De Amistad Verdadera y Sincera

Mis reflexiones de amistad diarias.

La amistad puede cambiar totalmente el panorama de la vida, la puede hacer más alegre, divertida, darnos sabiduría y a veces aprender con las experiencias que pasamos. Por eso pensamos que estas reflexiones de amistad que son  muy importantes, para que veas muchos matices de ese bello arco iris. Mira estas reflexiones de amistad que puedes dedicar a tus amigos.

Reflexiones De Amistad

reflexiones-de-amistad-verdadera

La amistad verdadera es la que está a tu lado cuando todas las otras compañías se han ido.

En buenas amistades tenemos nuestro soporte porque de ellas depende, muchas de las época más bonitas.

Los amigos que son de verdad, no andan mintiendo, aunque lo que nos deban decir no nos guste.

Entre toda la oscuridad que puede haber en la vida, una buena amiga brilla más.

Con sinceridad, lealtad y solidaridad se construye la mejor amistad.

Las mejores tardes que pueda tener la vida, son las que se pasan con buenas amigas.

Es de buenos amigos apoyar más, y hablar todo lo que queramos.

Si quieres una amistad verdadera, no puedes andar esquivando momentos y dando la espalda.

Es bonito compartir la vida con gente querida cuando nos va bien, pero es mejor saber quienes son amigos, cuando va mal.

En las amistades auténticas descubrimos lo que somos, porque podemos ser nosotros.

Amistades verdaderas son aquellas que llegan a conocerte muy bien y sin importar tus defectos te aman.

Una gran amistad, surge con la resolución de valorar y cuidar al otro.

Las amistades de verdad, se reconocen porque aunque se separen siempre serán iguales.

Conservar la amistad por mucho tiempo, en distancias lejanas, es un indicativo de autenticidad.

La amistades nunca son perfectas, pero lo más cerca que llegan es que sean verdaderas.

Aunque todos se hallan ido, los verdaderos amigos siempre se quedan.

Un amigo puede contradecirte o enojarse, pero nunca hablará de ti por detrás.

El tiempo nunca aleja a los  amigos, sólo se encarga de tamizar a los que son auténticos.

No hace falta llegar de primero en una amistad, hace falta quedarse hasta el final.

Si hay una fortuna escondida en esta vida, esa sería la Amistad. Un bien para la eternidad.

Aunque te critique fuertemente de frente, nunca te hablaré a la espalda.

Que la senda de tus amistades siempre esté cuidada y podada de malezas.

Lo mejor de la amistad cuando es verdadera, es que te da la libertad de pensar y soñar en voz alta.

Siempre deja el mejor lugar en tu corazón, reservado para las personas que te apoyaron en momentos difíciles.

Las amistades se escogen con lentitud, pero cuando se tienen con rapidez se mantienen.

No acudas a un amigo sólo cuando te sobra el tiempo, ve a él siempre a tiempo.

En abundancia se hacen fáciles amistades, pero en austeridad, pasan una dura prueba.

Las amistades siempre se ven tan brillantes como de verdad son cuánto más oscura está la vida.

Nada llegará a valer más en este mundo, que una gran amistad.

Si quieres una señal de buena amistad, pues búscala en la honestidad.

Una cualidad de las amistades verdaderas es que no tienen tiempo de espiración. Duran por siempre.

Amigos son esos que cuando le pides una mano, te extienden las dos.

La amistad verdadera es creada por un parentesco que no es de sangre sino de vida.

Son las amistades verdaderas las que no prestan atención en tus defectos sino en tus virtudes.

Los tiempos difíciles vienen a preocuparnos, pero en el camino se traen a los buenos amigos.

Los amigos que pueden llamarse así, se alegran siempre de las cosas buenas que te pasan.

La amistad es parte importante de esta vida, por eso nos sentimos inconclusos cuando la perdemos.

Ni la distancia, ni el silencio, ni el tiempo, significan que amistades buenas se olviden.

Los verdaderos amigos a veces te hacen llorar, a veces te hacen sufrir pero te das cuenta que son lo mejor.

No se equivoca, quien da una buena amistad si recibe desinterés o deslealtad. Diste lo que tenias que dar y el otro, lo que podía.

Hay amistades que llegan y se quedan en el alma sin que signifique que se vean siempre.

La amistad cuando es de verdad, no es tan fácil de encontrar, pero una vez que la tienes no la puedes soltar.

La amistad se demuestra con palabras, con hechos, con presencia no con total indiferencia. 

Al llorar por lo que me pasaba, me di cuenta que podía reír por lo que tenía: tu amistad.

A un buen amigo no se puede engañar con una sonrisa. Siempre sabe, cuando tienes ganas de llorar.

Aunque son poquitos los amigos que son verdaderos, se siente infinito su amor y apoyo.

La amistad es familia, es amor en el corazón, es pena en el alma, cuando ya no está.

A días grises, sonrisas de amigos. A malos momentos, tiempo de amistades.

Amistades que con el tiempo se hacen más fuertes, duelen mucho, cuando se marchan.

Estoy aquí para verte reir, y hacerlo contigo. Para que llores, y yo te anime.

Siempre tendré tiempo, para mostrarte mi amor, mi apoyo, mi confianza, porque soy tu amigo.

La  risa abona la amistad, pero la tristeza la descubre para saber si es verdadera y sincera.

La vida a veces es muy triste pero cosas como la amistad hace que nos demos cuenta que vale la pena.

Cuento con tu amistad, lo se, lo has demostrado. Y eso para mi es algo muy sagrado.

Hay que honrar esas amistades que sin palabras te dicen mucho, que sólo con miradas lo saben todo.

Te has ido, amiga, y contigo un pedacito de mi alma. Un trozo de mi felicidad, un tanto de mi paz.

reflexiones-de-amistad-cortas

Puede que ahora me odies, que me equivoqué tanto, pero un día vas a ver que mi amistad fue de verdad.

Que estés tan lejos, a veces me entristece, pues el recuerdo de tiempos buenos, no me deja tranquila.

Sufrir contigo estos últimos tiempos, me ha desconsolado el alma, sólo espero que donde vayas halles paz.

Buenos momentos, días increíbles, deseos posibles, todo quedó en una época: y crecimos, pero al menos nos queda la amistad.

No he aprendido a volar, pero doy por seguro que si lo haces juntas, seremos las mejores planeadoras.

Para arriba y para abajo juntos, amigos inseparables. Cómo superar tan buenos tiempos???

Un abrazo tuyo, amigo calma cualquiera de mis más tristes momentos.

A veces te recuerdo, y me provoca llorar, porque sé que momentos como esos no se repetirán jamás

Un amigo que te quiere igual con tus errores y defectos, es un amigo que siempre valdrá la pena.

Dejar amigos, dejar gente amada, para irse a otro lugar, es lo más triste que se puede hacer.

Lejos o cerca, en este mundo o en otro, nuestra amistad traspasará barreras.

Te has ido, y siento que la despedida quedó inconclusa, tratando de aguantar las lágrimas: siempre te querré amiga.

Todo ha cambiado, y eso me entristece. Ya todo es distinto, al menos la amistad deja los mejores recuerdos.

Quien aprecia un amigo, tiene en el corazón colores para pintar de diversión, cualquier ocasión.

Lo más triste de la vida, es cuando quien creías que era amigo, se convierte en un desconocido.

 

Si te gusto comparte estas reflexiones de amistad a todo tus amigos.